Cantera

Logo de Afapa

Se denomina áridos a los materiales granulares; pequeños trozos de roca utilizados en la construcción y en diversas aplicaciones industriales. Tienen texturas, composiciones y características diversas según el tipo de yacimiento y el enclave geológico de donde procedan. Los diferentes grosores se consiguen con modernas técnicas de trituración de la piedra (roca industrial), que se extrae de las canteras o graveras.

Los áridos son la base en todo tipo de construcción. Las ciudades según se configuran actualmente: autopistas, carreteras, nuestros hogares, hospitales, iglesias, escuelas, carreteras, polideportivos, estadios de fútbol, parques, vías de tren, viaductos, aeropuertos… Nada sería posible sin esta materia.

Son necesarios para la fabricación de múltiples objetos cotidianos: vidrio, papel, plástico, pintura, detergentes, pan, vino, cerveza, azúcar, fármacos, cerámica, pasta de dientes... Además sirven para reducir las emisiones de azufre y la acidez de los suelos, crear fertilizantes y aditivos para piensos. También se usan para la depuración de aguas residuales, el control de procesos erosivos, la producción de energía eléctrica, etc.